Si eres un amante de la panadería y repostería habrás descubierto que el pan con masa madre en Santa Perpètua de Mogoda tiene un sabor característico que le diferencia del resto de panes. Este sabor se debe a la manera en que la masa fermenta.

Tanto en cocina, como en repostería y panadería existen diversos tipos de fermentos que ayudan a los alimentos a subir. En esta entrada te hablaremos más en profundidad sobre las distintas maneras que tenemos de conseguir la esponjosidad en los alimentos, por lo que si te interesa conocer lo que comes, te recomendamos que sigas leyendo.

Cuando decimos que una masa sube o fermenta, estamos hablando de un proceso por el cual se introduce aire en la misma a través de una reacción química utilizando impulsores o de un proceso biológico, como ocurre con el pan con masa madre en Santa Perpètua de Mogoda.

Los impulsores o fermentos químicos son compuestos preparados a partir de bicarbonato sódico. El bicarbonato se activa al contacto con alimentos con PH ácido, generando unas burbujas que son las responsables de crear esas cámaras de aire que le dan esponjosidad a la masa. La levadura en polvo consiste en una mezcla de bicarbonato con un activador ácido que garantiza la reacción química.

Las levaduras fresca y seca son dos formas de presentar cultivos orgánicos de hongos que fermentan los azúcares de las harinas cuando tienen las condiciones de temperatura y humedad adecuadas. Se caracterizan por darle a las masas mayor elasticidad, además de crear una esponjosidad mayor. Al contrario que los impulsores, las levaduras no modifican tan agresivamente el sabor del producto.

En Delikatessen creamos nuestros propios fermentos con nuestra masa madre. Gracias a su creación casera nuestros panes tienen un sabor único y exquisito que hacen las delicias de nuestros clientes. Ven a conocernos y disfruta del mejor pan.